El uso de un brazo para monitor ofrece muchos beneficios al usuario y es mucho más que una solución para sacar una pantalla de un escritorio y permitir la rotación vertical/horizontal.

Si no podemos ajustar nuestros monitores, nos ajustamos nosotros mismos y nuestra postura a la posición de nuestra pantalla. Nos encorvamos. Tensamos nuestros cuellos. Y en roles intensivos informáticos, hacemos esto por largos períodos de tiempo. Esto provoca tensión en los ojos, el cuello y la espalda, lo que a su vez conduce a trastornos musculoesqueléticos, tiempo libre en el trabajo y, en última instancia, una pérdida de productividad.
Aquí es donde un brazo para monitor ajustable es fundamental. Si una persona puede ajustar la altura, la distancia y el ángulo de su monitor, significa que puede ajustar su tecnología a sus propios requisitos específicos. Reduciendo la aparición de tensión en los ojos, el cuello y la espalda.
Para reducir el impacto de las lesiones musculoesqueléticas y el impacto del comportamiento sedentario, la necesidad de implementar muebles ergonómicos e iniciativas de bienestar nunca ha sido tan grande. A medida que las personas y las empresas comienzan a adoptar nuevos estilos de trabajo y soluciones de mobiliario, como un escritorio elevable, la conexión entre la persona y su tecnología puede olvidarse fácilmente.

Descargue nuestra práctica guía sobre cómo configurar su pantalla visual

Mantenga una postura de trabajo saludable y aproveche al máximo su inversión ergonómica.

Visual-Display-Icon

Descargar PDF

 

Elija el producto adecuado para usted y su equipo.

Mantenga una postura de trabajo saludable y aproveche al máximo su inversión ergonómica.

Artículos

  •  

    ¿Qué es la ergonomía?

  •  

    Bienestar en el trabajo